• Teja curva:  es el perfil más tradicional, la llamada teja árabe, que se puede encontrar en distintos tamaños ya que en diferentes zonas de la Península se suelen preferir más grandes o más pequeñas, por tradición. La teja solo tiene un perfil curvo, que se instala en posición cóncava o convexa y que requiere pocas piezas especiales.
  • Teja mixta: la más ampliamente utilizada, que combina un perfil curvo con una parte plana o ligeramente convexa. Colocada sobre el tejado simula la teja árabe tradicional, pero con mejores prestaciones de estanqueidad y seguridad.
  • Teja plana lisa: es el perfil más reciente, ya que los procesos de fabricación tradicionales no permitían obtener perfiles planos y lisos con fiabilidad y sin alabeos. Esto ha permitido a las tejas entrar en los diseños más vanguardistas de cubierta inclinada e incluso en paredes.
  • Teja alicantina o Marsella: Es una teja plana pero no lisa, sino que tiene la superficie acanalada, recorrida por un canal único o por costillas de diversas formas. Se trata de un perfil tradicional en España y en otros países de nuestro entorno.